El Internet de las cosas en México, una industria en ciernes


Artículo publicado en abril de 2017


“Es una responsabilidad histórica de las empresas de TI desarrollar soluciones 4.0 que impacten la realidad nacional”, dice. El objetivo de Living Lab es entregar soluciones que impacten a las pymes mexicanas, principalmente. El Internet de las cosas ha provocado una fusión inédita de las líneas profesionales TI, un nuevo reto educativo.


En días recientes Prosoftware, clúster de Tecnologías de la información en México, puso en operación Living Lab, el primer laboratorio creado para investigar y desarrollar dispositivos y herramientas para el Internet de las Cosas (IoT). Con el esquema T Bimodal el laboratorio, dirigido por Ricardo Medina Alarcón, está disponible tanto para los profesionales de la industria y las empresas que conforman el clúster como para estudiantes de las carreras afines con las que Prosoftware tenga firmada una alianza.

Entre los servicios que ofrece están el desarrollo de capital humano, desarrollo de prototipos, estrategias de innovación y modelos de negocios.

En entrevista, Ricardo Medina, describe cuál es el contexto nacional en el que se inserta esta iniciativa y cuál el impacto que lograrán con el desarrollo y afianzamiento no sólo entre las empresas que integran Prosoftware sino también en el mercado nacional de pymes.

Ignacio Gallegos. ¿De dónde surge la idea de tener un laboratorio de Internet de las cosas? Ricardo Medina. La idea surge de la necesidad detectada de ayudar a preparar a las empresas a desarrollar sus soluciones y que éstas a su vez las ofrezcan al mercado mexicano. Muchas empresas empezaron a demostrar interés en el desarrollo de capital humano y adquisición de equipo para el aprovechamiento de nuevas tecnologías. Un ejemplo: las impresora 3D pueden tener un precio relativo pero no tiene sentido que 30 empresas compren una en este momento, necesitan antes crear un ecosistema en el que cualquier empresa pueda hacer uso de este equipo. Por eso la urgencia de crear este proyecto. Se puso a consideración de la Secretaría de Economía aproximadamente hace un año y comenzamos a trabajar en la iniciativa. Afortunadamente, se hizo realidad llegado a este punto con la inauguración del laboratorio.

Ignacio Gallegos ¿En qué momento se encuentra México en el desarrollo de la industria de Internet de las cosas? Ricardo Medina. Yo pienso que estamos en un momento inicial, lo cual es natural porque se trata de una tecnología relativamente nueva, hace dos años nadie hablaba del Internet de las Cosas. Hoy está en la agenda de las empresas de tecnología más importantes del mundo. Si vemos el portal de empresas como SAP, Cisco, Microsoft, en cualquiera de ellas la prioridad es el Internet de las Cosas y hace dos años no existía esta tendencia. En México, me parece que es un proceso evolutivo. Vamos rezagados, como siempre ocurre con el tema tecnológico. El ecosistema de Prosoftware empezó a empujar con el concepto de clústers hace año y medio, lamentablemente el contexto siempre nos va dejando atrás y sí me parece que vamos tarde, sin embargo, todavía podemos hacer cosas muy notables. Esta es la preocupación: si México no se pone las pilas en desarrollo de soluciones que impacten su industria 4.0, enfocadas en su mercado interno (sobre todo por lo que está pasando en EUA), nos rezagaremos más, y lo que va a pasar es que vamos a traer soluciones de otro lado: una solución brasileña para el campo mexicano, una solución española para la industria 4.0, etc.

No se trata de un tema nacionalista pero me parece que las empresas TI mexicanas deben asumir su responsabilidad porque siempre hemos sido catalizadores de innovación, siempre hemos llevado innovación a las empresas que no son de TI, entonces, si lo vemos así, el primer paso es convencer a los directivos de las empresas de que deben evolucionar los servicios que ofrecen, desarrollar su capital humano, darles capacitación en este nuevo modelo de negocio y tener soluciones que puedan llevar a sus clientes. Es una responsabilidad histórica de las empresas de TI.

Tengo la fortuna de estar impulsando el proyecto a nivel nacional desde la AMITI. Soy Líder del grupo de innovación y nuevas tecnologías, desde el consejo de clústers, y se propusieron iniciativas de este tipo a nivel nacional. La primera que se ha formalizado es el Living Lab.

No cabe duda de que Prosoftware como clúster toma el liderazgo a nivel nacional en este sentido porque es de los primeros que tienen un proyecto sistémico. Sabemos muy bien lo que queremos hacer: desarrollar capital humano, desarrollar soluciones e impactar en los verticales. Son los tres elementos que tiene el laboratorio.


Hombre encontrando trabajo como programador gracias a QUARY-develop

Ignacio Gallegos ¿Cuál es la situación en el desarrollo y capacitación de profesionistas en carreras TI para afrontar este nuevo panorama? Ricardo Medina. Ese es un reto interesante. El Internet de las cosas está provocando una fusión de las líneas profesionales de quienes nos dedicamos a las TI. Es haciendo posible el acercamiento entre robóticos, mecatrónicos, electrónicos que típicamente se desempeñaban por su lado, y los de software, quienes no necesariamente saben cómo desarrollar un robot industrial y meterlo al mundo del software, y viceversa. Y no hay profesionales que tengan esta visión.

Un proyecto de Internet de las Cosas integral debe tener nueve etapas distintas que incluye algoritmos, sensores, comunicaciones, Nube, Bigdata, Analytics, procesador, arquitectura, seguridad, etc. No hay muchas iniciativas que le den esta visión integral a las soluciones que se generan. El gran riesgo es que salgan soluciones frágiles o inseguras.

“Queremos hacer sistemas complejos, poner mil sensores en una fábrica o 10 mil en una avenida. Esa será la diferencia entre este laboratorio y lo que ya existen en otras regiones de México.”

Queremos hacer proyectos de largo alcance y que tengan una alta complejidad.

Ignacio Gallegos ¿A qué mercado se quieren dedicar para vender estas iniciativas? Ricardo Medina. Siempre pymes. Nuestro objetivo es crear un ecosistema y habilitar a las empresas de Prosoftware o las que se concentren es este espacio. El cliente directo son las empresas de Prosoftware pero el foco principal son los clientes del cliente. Vamos a pymes, queremos entregar soluciones a este sector.

“Con nuestro Living Lab queremos generar una gran cantidad de soluciones que tengan un impacto en la economía nacional. Soluciones en todas las áreas para llegar a las pymes mexicanas.”

A decir del especialista, hoy más que nunca México necesita ver hacia el mercado interno y hace un llamado a las empresas de TI para innovar, preparar su capital humano y desarrollar soluciones. “Necesitamos de todo su entusiasmo y compromiso para crear soluciones que impacten el negocio de sus clientes”, concluye.


Vía | DNW SoC En | El Internet de las cosas en México, una industria en ciernes

Escrito por | Ignacio Gallegos / Jighinfo

Artículo Publicado | https://issuu.com/masgeek/docs/revista_agosto_dnw_soc_2022/30

12 visualizaciones0 comentarios